Hallazgos de alteraciones ecográficas en fetos relacionados con infección por el virus del ZIKA
Artículo

Palabras clave

Virus del Zika
infección por el virus del Zika
Embarazo
Perinatal
Marlformaciones congénitas

Cómo citar

Goméz Kafury, M. ., Figueredo Satizábal, M. F. ., Paredes Aguirre, J. R. ., & Hernández-Carrillo, M. . (2021). Hallazgos de alteraciones ecográficas en fetos relacionados con infección por el virus del ZIKA. Revista Colombiana Salud Libre, 16(2), e207133. https://doi.org/10.18041/1900-7841/rcslibre.2021v16n2.7133

Resumen

Introducción: El virus del Zika también puede tener transmisión vertical y los fetos con madres infectadas por este virus presentan anomalías ecográficas principalmente cerebrales, oftálmicas, hepáticas y en extremidades. Objetivo: Describir las alteraciones ecográficas prenatales en fetos con sospecha de síndrome de ZIKA y su relación con la infección por ZIKA. Materiales y métodos: Estudio observacional descriptivo de corte transversal, en una clínica de Cali-Colombia entre mayo 2016 a octubre 2017. Se incluyeron pacientes reportadas con alteraciones ecográficas asociados a ZIKA. Se extrajeron todas las historias clínicas, identificando información demográfica, infecciosa, ecográfica, paraclínicos y resultados de ZIKA. Se excluyeron pacientes con otras causas de estas alteraciones. Se realizó análisis univariado a través de tablas de frecuencias y como medida central se utilizó media y desviación estándar. Los datos fueron analizados en el programa de estadístico SPSS 25. Resultados: Se evaluaron 19 historias clínicas, se excluyeron 4 por no cumplir con los criterios, quedando 15 pacientes. Media de edad 25 años ± 4.7. Fueron asintomáticas 73% y el 20% tuvieron síntomas en I trimestre y 7% en II trimestre. Pruebas positivas para Zika 53%, negativas 33% y 13% fueron rechazadas. PFE media de 1199g ± 666. Se encontraron las siguientes alteraciones ecográficas: Ventriculomegalia, microcefalia, calcificaciones cerebrales, ausencia del cavum del septum pellucidum y RCIU entre otros. Conclusiones: Si la madre presenta una infección por Zika, sobre todo en el primer trimestre del embarazo, tiene probabilidades de que el feto presente malformaciones evidentes por medio de ecografía.

https://doi.org/10.18041/1900-7841/rcslibre.2021v16n2.7133
Artículo

Citas

De Carvalho NS, et al. “Zika virus infection during pregnancy and microcephaly occurrence: a review of literature and Brazilian data. Brazilian Journal of Infectious Diseases. 2016; 30: 282-289.

Baud D, et al. An update on Zika virus infection. The Lancet. 2017; 39(7): 2099-2109.

De Oliveira WK, et al. “Infection-related microcephaly after the 2015 and 2016 Zika virus outbreaks in Brazil: a surveillance-based analysis.” The Lancet 2017; 39: 861-870.

Eppes C, et al. Testing for Zika virus infection in pregnancy: key concepts to deal with an emerging epidemic. American journal of obstetrics and gynecology 2017; 216: 209-225.

Yockey LJ, et al. Vaginal exposure to Zika virus during pregnancy leads to fetal brain infection. Cell. 2016; 166(5): 1247-1256.

Cugola FR, et al. The Brazilian Zika virus strain causes birth defects in experimental models. Nature. 2016; 16(6): 267-271.

Cofré F, et al. Síndrome de TORCH: Enfoque racional del diagnóstico y tratamiento pre y post natal: Recomendaciones del Comité Consultivo de Infecciones Neonatales Sociedad Chilena de Infectología, 2016. Revista chilena de obstetricia y ginecología. 2017; 82(2): 171-211.

Ambou Frutos I, et al. Manifestaciones clínicas asociadas al síndrome de TORCH. Revista Cubana de Oftalmología 2018; 31(1): 132-144.

Moreira-Soto A, et al. Exhaustive TORCH pathogen diagnostics corroborate zika virus etiology of congenital malformations in Northeastern Brazil. MSphere. 2018; 31(4):170-176

Sarno M, et al. Progressive lesions of central nervous system in microcephalic fetuses with suspected congenital Zika virus syndrome. Ultrasound in Obstetrics & Gynecology. 2017; 50(6): 717-722.

Chibueze EC, et al. Zika virus infection in pregnancy: a systematic review of disease course and complications. Reproductive Health. 2017; 14(1): 28.

Martines RB, et al. Pathology of congenital Zika syndrome in Brazil: a case series. The Lancet. 2016; 388(102): 898-904.

Cortes MS, et al. Clinical assessment and brain findings in a cohort of mothers, fetuses and infants infected with ZIKA virus. American Journal of Obstetrics and Gynecology.2018; 218(4): 440-450

Moreira ME, Richtmann R. Infectious Disease and Pharmacology: Neonatology Questions and Controversies. Elsevier, 2019. Chapter 10, Congenital Zika Syndrome; p 113-120.

Schaub B, et al. Analysis of blood from Zika virus-infected fetuses: a prospective case series. The Lancet Infectious Diseases. 2017;17(5): 520-527.

Adhikari EH, et al. Infant outcomes among women with Zika virus infection during pregnancy: results of a large prenatal Zika screening program. American Journal of Obstetrics and Gynecology. 2017; 120(5) 292-e1.

Reid, Savina, Kathryn Rimmer, and Kiran Thakur. “Zika virus and neurologic disease. Neurologic clinics 2018; 16(4): 767-787.

Carvalho A, et al. Clinical and neurodevelopmental features in children with cerebral palsy and probable congenital Zika. Brain and Development. 2019; 41(7) 587-594.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.